La lucha en contra del matrimonio entre homosexuales es una lucha perdida

La lucha en contra del matrimonio entre homosexuales es como la lucha que emprenden los que están a favor de la tauromaquia: las dos están destinadas a la derrota.

Hay que saber elegir las batallas. ¿Para qué desgastarse yendo a marchar en contra de algo que es una tendencia mundial, y que además ya está legalizado? Personalmente estoy en contra del matrimonio entre homosexuales, pero no pienso en ir a marchar al lado de personas que ni siquiera tienen argumentos sólidos para defender sus ideas. La marcha tiene realmente sustentos muy débiles que divagan entre Dios, los niños, la educación sexual y el abuso. Nada concreto. Si me lo preguntan, incluso se me hace válido que metan a Dios porque cada quien es libre de expresar y defender sus creencias, pero no se me hace válido que metan a los niños en esto. Así que argumentos válidos es lo que le falta a esta marcha. He escuchado sustentos tan estúpidos como el que dice que la homosexualidad no es económicamente sustentable y va a generar una crisis mundial. Estupideces de esas son las que no comparto, en todo caso, ante la sobrepoblación mundial, la homosexualidad es más sustentable que la heterosexualidad. Pero tampoco es tema.

Por otro lado, es justo resaltar que ninguna marcha sufre tanta intolerancia como las que son a favor de la familia tradicional.

Regresando a lo de argumentos válidos, yo tampoco los tengo. Yo estoy en contra simple y sencillamente porque es algo que no me gusta. No me gustan los cambios. Suelo ser una persona cuadrada a la que se le dificultan los cambios individuales, por lo tanto, mucho más los sociales. Soy católico pero no voy a meter a mi religión en esto. Creo en Dios, pero al rezar, acudo a él de manera personal y para asuntos personales.

Nací en una familia con papá, mamá, hermanos. Mis papás nacieron en una familia compuesta de la misma forma. Por eso, a mí me gusta la familia tradicional, natural o como quieran llamarle. Si llego a tener hijos, no me gustaría que alguno se volviera homosexual, y digo “se volviera” porque no creo tampoco la proposición de que homosexuales nacen. Soy retrógrada. Muchas veces me lo han dicho como si fuera algo malo. No le veo lo malo el que me guste una estructura social o el statu quo. Agradezco a Dios haberme criado bajo la protección de mi papá y mi mamá y al lado de mi hermana y mis hermanos. Me gustaría que el resto de las personas tuvieran la misma dicha, pero no voy a marchar por eso.

La lucha en contra del matrimonio entre homosexuales es una lucha perdida

Desesperanza

Pasan los años y se desgasta la esperanza. Alguien dijo que los humanos somos una especie detestable que no merece sobrevivir. Quien lo dijo, vivió momentos de crudeza y maldad. Yo no. Yo soy testigo y partícipe de cómo desgastamos nuestra vida siendo esclavos. Individuos que dirigen su vida hacia lo material. Ya no por comodidad. Por apariencia. Abandonos de familias en busqueda de metales y plásticos, mas no alimento. Repudio la búsqueda del “éxito profesional” por la vaciedad de éste. La gente se pierde. El ego se encuentra. Productividad, competitividad, liderazgo y posesión son los términos que destruyen este mundo. La plata dejó de ser plata. El dinero es una herramienta de supervivencia. No entienden. Es “el estiercol del diablo”, dice Francisco.

Pasan los años y despiertas: el mundo es tan frágil como una mentira porque está construido de éstas. La escuela es tan inútil como una joya.  No me leas, niño. No quiero que te des cuenta que no eres especial como tus padres te dicen. No vas a cambiar el mundo. No llores, no ser especial es bueno. No ser líder es bueno. No ser “diferente” es bueno. También si lo eres. “Nací solo”, dice un amigo. Entender esa frase hace inexistente el liderazgo. Porque todos quieren ser líderes. El liderazgo no es fuente de más amor, más salud o más vida. Moriremos solos.

Pasan los años y todo se resume a lo que dice otro amigo: “todo vale verga”. Desperdicio de tiempo en la búsqueda hastía de una misión o un camino. No existe. No existe porque no se necesita. En esta vida sólo cuentan el amor y el cómo te relacionas con la naturaleza. Jesús lo dijo hace 2000 años. Él sí era especial. El sí cambió al mundo. No como tú ni como yo. Ni como el niño que cree que es especial, pero que tal vez algún día abrirá los ojos. O no. Quizás nunca despierte y piense que su fracaso de ser o hacer “algo grande” ha sido su culpa. Yo lo sentí.

Desesperanza

Ahora nos toca a los gordos

shutterstock_368046461

Cuando se habla de discriminación e inequidad, casi siempre, se habla de minorías oprimidas: los negros, los homosexuales, los hispanos, discapacitados, etc. Las mujeres son la excepción, porque sufren opresión aun siendo mayoría. Bueno, pues los gordos también somos mayoría en México, y en otros países, primera minoría, y apenas se comienza a hablar de la discriminación hacia nosotros: los que estamos gordos.

En las últimas semanas, he leído sobre diversas campañas en las que los protagonistas, o mejor dicho, las protagonistas, son gordas.

La primera de Nike:

 

La segunda de JCPenney:

 

¿Qué destaco de estas campañas? Que sólo se enfocan en el sobrepeso de las mujeres, por lo que parece que más que ser campañas enfocadas en contra de la discriminación a la sociedad obesa, son derivadas del movimiento feminista.

Por circunstancias de la vida que se han traducido en un mala alimentación, apatía, pereza y desmotivación para el ejercicio, etc., he llegado a pesar más de 130 kg. Mido 1.85mts, lo que, por Índice de Masa Corporal (IMC= KGS/Mts²), me coloca en la categoría de Obesidad grado II (existen cinco niveles de obesidad: sobrepreso, grado I, grado II, gradoo III y grado IV también conocida como obesidad mórbida).

La discriminación hacia personas obesas es un tema que en diferentes ocasiones he platicado con personas cercanas a mí, muchas de las cuales no son gordas, y se sorprenden cuando les hago ver ciertas situaciones por las que a veces debemos atravesar los gordos.

Esta discriminación se da desde la infancia con el acoso escolar, ya que a mayor sobrepeso, más acoso escolar, y hasta los adultos, ya que, los gordos no sólo batallan más para encontrar trabajo, sino que, además, ganan menos.

La obesidad es una consecuencia, no una causa, por lo que al discriminar a un gordo, estás discrimando a alguien que tal vez tiene un problema de salud, tal vez un probema emocional, tal vez un problema psicológico, o tal vez a alguien que no tiene problemas y así es su genética.

Debo señalar que, de manera personal, nunca he recibido un trato humillante por ser gordo, y afortunadamente, de niño no lo era, por lo que tampoco sufrí bullying por esa situación, pero no todos tienen la misma suerte, y las cifras ahí están para corrobarlo. Sin embargo, sí sufro discrimación de forma colateral en muchos otros aspectos, por ejemplo:

Tener que comprar la ropa que me queda y no la que me gusta. Yo no me explico cómo es que siendo México el primer o segundo lugar en obesidad en el mundo (dependiendo el estudio), sea un problema encontrar ropa. En pantalones, si pasas de talla 36, deberás tener suerte para encontrar los dos o tres pantalones 38 que surten. Si eres talla 40, 42, aprovecha y compra todos los que encuentres. Si eres talla 44 o más… Dios te bendiga.

¿Qué es lo que le dicen a un gordo cuando habla de su sobrepeso? Haz ejercicio. Conseguir ropa en México para hacer ejercicio, cuando eres gordo, es más complicado de lo que pudieras imaginar. Para hacer ejercicio, necesitas usar ropa cómoda y holgada, que te permita realizar movimientos libremente sin tener que andar enseñando la panza o el culo. Las tiendas, en México, no cuentan con eso. La última vez que estuve yendo al gimnasio, me tuve que comprar tres shorts iguales, porque fueron los que mejor me quedaron. Además, tuve que comprar por internet 10 playeras 2XL, porque aquí no pude conseguir. Intenta comprar unos pants 2XL, 3XL, 4XL. No hay. ¿Cómo esperan que la gente gorda que está dispuesta a hacer ejercicio, lo haga cuando ni siquiera puede conseguir ropa deportiva de su talla?

Algunas tiendas como Liverpool, tienen su sección de “Tallas extras”, lo que a decir verdad, es una gran ayuda, sin embargo ¿por qué ponerlas separadas? yo nunca he visto una sección para negros, para enanos o para homosexuales, ni siquiera para muy flacos. Además, ¿Cuáles tallas extras? “Extra” significa “superior a lo normal”, y la obesidad, al menos en este país, es la normalidad.

En los últimos años esto se complicó, porque las marcas y las tiendas, no conformes, con el poco surtido de ropa para gente gorda, se les ocurrió convertir los cortes en Slim Fit o Skinny. Parece chistoso, pero no lo es.

Justificar estas circunstancias discriminatorias con el barato argumento de “es para que enflaquen” es caer en la infamia. Tampoco intento minimizar los riesgos a la salud que muchas veces puede ocasionar la obesidad, sin embargo, al hablar de este problema, el tono debe ser muy diferente cuando se opina desde el campo de la salud, que cuando se hace desde el campo de los derechos humanos.

No se trata de promover la obesidad ni de afirmar que uno está conforme con su situación física (aunque habrá muchos que sí),  se trata de que si queremos equidad y respeto hacia todas las personas, ahora nos toca pelear a los gordos.

Ahora nos toca a los gordos

Gracias Beyota

Beyota:

No sé por qué siempre escribimos tu nombre con Y en lugar de Ll, tampoco sé cuándo pasaste de ser Beyota a ser Beyis, pero como sea que te llamáramos, siempre nos hacías caso y nos tratabas con amor.

Este fin de semana fue uno de los peores en mucho tiempo, porque te fuiste. Porque concluyó tu misión en este mundo. Fueron más de 13 años que estuviste a nuestro lado, y aunque quiero mucho a todos los perros de la familia (Madox, Pax, Dolly, Mocoso y Morrito), tú eras mi favorita y mi consentida.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

Me acuerdo cuando te conocí, en Monterrey, con mi hermana. Le tenías miedo al sol. Te parabas en la sombra y justo donde iniciaba el sol, te asomabas con miedo. Quién iba a decir que después te encantaría estar bajo el sol y los más de 40° de Colima.

IMG-20160521-WA0004

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Nunca olvidaré todo lo que nos cuidaste: nos avisabas de extraños, pero además mataste ratas, iguanas, y una vez, hasta peleaste con una culebrilla.

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

Siempre recordaré todo lo que te gustaba comer y estar junto a mi mamá mientras cocinaba. Ponerte en tu posición estratégica detrás de los otros perritos, para que no te ganaran la comida.

 

2013-12-27 15.24.56

 

También recordaré siempre cómo te gustaba acostarte sobre la ropa que dejaba tirada.

2012-11-04 19.04.43

Cómo te gustaba estar conmigo cuando estaba trabajando en el escritorio, y cómo te gustaba meterte entre las piernas cuando uno tenía la pierna cruzada.

2013-06-02 19.51.16

 

También recuerdo cuando te tuvieron que operar la orejita, y de ahí en adelante, tuviste una oreja caída y una paradita.

Colima-20110615-00015

 

Estoy seguro que también Paxito y Madox extrañan que les agandalles sus camas y que no te digamos nada, porque eras la consentida.

2012-05-12 11.11.11

 

No tienes idea del dolor que me causa recordar el esfuerzo con el que peleaste la última semana de tu vida. Siempre aguantadora, siempre valiente. Sobreviviste a dos infartos un día antes de tu partida. Esos momentos fueron los peores momentos que me tocaron vivir a tu lado. Me estremece recordar cómo se puso duro tu cuerpecito y soltaste la cabeza, haciéndonos creer que había llegado el momento. Por eso sentí que te perdí tres veces.

Ahora ya has de estar con Motita que se fue hace siete años. Nunca olvidaré cómo te afectó su muerte. Cambiaste por completo. Estoy seguro que nunca perdiste la esperanza de que regresara. Tus cenizas se irán al jardín en el que tanto estuviste con ella. Ahora pueden jugar nuevamente juntas. Yo siempre te recordaré y te extrañaré. Gracias por 13 años de amor incondicional.

Samsung Techwin

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

2013-10-07 11.17.25

Gracias Beyota

México: este lugar donde no se sabe de ideologías

Cuando en este país se etiqueta a las personas de derechas, de izquierdas, de liberales o conservadores, no deja de ser más que una práctica ociosa. Tal pareciera que la gente en México no sabe lo que es una ideología definida.
Producto de la ignorancia, o de la endeblez de los valores, consecuencia de la eterna búsqueda de la identidad mexicana, que va más allá de una racionalidad motivada, aquí encontramos izquierdosos que son víctimas (o fans) del consumismo neoliberal, “católicos” que practican la santería o la masonería, derechosos que, tratándose de Estados Unidos, tienen filia hacia el partido demócrata. Lo extraño es que es común.
Si las ideas con las que se rige un individuo, están sutentadas en una ética cambiante (no por el crecimiento cognitivo y evolutivo natural, sino por la adaptación conveniente a las circunstancias particulares de cada uno, y por el rechazo a desarrollarse en un ecosistema con circunstancias desfavorables), nunca se podrá delimitar el camino a seguir como sociedad, mucho menos determinar las formas de avanzar, y ni siquiera proyectar a dónde se quiere llegar.
“Es de sabios cambiar de opinión”, parece ser el dicho popular con el que se excusa la indefinición ideológica. En el pasado, la Iglesia controlaba monopólicamente las creencias y el conocimiento. En México, el PRI, por más que controló la educación, nunca pudo lograrlo, ya que ni siquiera pudo definir una identidad nacional. Ante la desmonopolización del saber y del creer, entonces corresponde a la familia en un principio, y más tarde, a cada persona, reforzar su cuadro moral, que a su vez, cimiente, con firmeza pero sin rigidez, la ideología con la que regirá su vida.
México: este lugar donde no se sabe de ideologías

El gusto por las cosas corrientes

Nunca me he podido explicar este hecho: La calidad no siempre es garantía de que un producto será exitoso… incluso siendo gratuito. Al menos, no en la parte digital. Para muestra, muchos ejemplos:

-Se usan más los teléfonos que las cámaras fotográficas y de video.

-Se usa más Instagram que Flickr o 500px.

-Twitter dominó a otros servicios siendo que al principio era un servicio muy inestable.

-Cambiamos al MSN messenger por el  Chat de Facebook.

-Los GIF’s por videos.

-Los JPG’s por los RAW’s.

-Los mp3’s en lugar de los wav’s.

-Whatsapp en lugar de Telegram o muchos otros mejores.

-Bluetooth en lugar de cables.

Desafortunadamente, en lo digital, lo que importa no es la calidad, es la practicidad (y a veces ni eso: Twitter lleva una curva de aprendizaje muy marcada).

Soy de los que lucha porque la calidad prevalezca dándole preferencia a esos servicios, pero a veces es difícil por cuestión de tendencias y uso de tus círculos sociales.

Aunque dudo que esta preferencia por los productos con menor calidad sea una moda, sí creo que se ve reforzada por la moda de lo vintage y lo hipster, en donde alguien mal entendió, pero difundió, que la basura entraba en esa categoría, y hoy tenemos muebles hechos con pallets, con rejas, con basura.

Puedo entender que muchas veces el precio juega un papel clave en la selección de un producto de menor calidad por uno de mayor, pero cuando tenemos una opción de mejor calidad por un costo similar, ¿por qué preferimos lo corriente?

El gusto por las cosas corrientes

Qué día tan triste

image

El día de ayer a las 5 de la tarde, recibí la noticia de que me habían conseguido un boleto para ver al Papa (Gracias, tío). Fue mucha mi ilusión que, a pesar de las premuras, a las pocas horas tomé un autobús al DF.

Mi boleto era para la misa de las 17:00 en la Basílica de Guadalupe, para la cual se repartieron algo así como 32 mil boletos.

Llegamos (mi hermana, mi cuñado y yo) a las 14:30, y cuál fue nuestra sorpresa y decepción, que los accesos ya estaban cerrados. Nos fueron mandando de acceso en acceso, y todos cerrados. Caminamos 3 km y tomamos 3 metros para rodear la Avenida Guadalupe, que se encontraba cerrada, y la cuál debíamos cruzar para llegar a otro acceso. Llegamos y tampoco nos permitieron el paso. Fuimos cientos (o miles) de personas que sufrimos la misma situación y quedamos fuera a pesar de que nos habían asegurado que todo el que trajera boleto, pasaría.

Supongo que entraron miles de personas sin boleto. No encuentro otra explicación, pero lo que duele, no es que otros entrsran, sino el haber tenido la ilusión de estar en la misa, y a pesar del esfuerzo, no haberlo logrado.

Dios sabrá por qué pasan las cosas.

Qué día tan triste

Por qué el dólar está caro

Es una farsa que la desaceleración china sea la responsable de la caída del peso. La explicación fácil (pero engañosa) con la que quiere justificarse la devaluación del peso es: China produce menos, requiere menos petróleo, por lo que hay más oferta, por lo que se desploma el precio, por lo que le compran petróleo más barato a México, por lo que se debilita el peso. No es así.
La desaceleración china sí tiene un impacto (lógicamente) en el consumo del petróleo mundial, sin embargo, la OPEP (Organización a la que no pertenece México), quien establece el precio internacional de esta materia prima, pudiera, por decreto, reducir la producción, lo que a su vez, elevaría el precio nuevamente. ¿Por qué no lo hacen? Resulta que los costos de explotación petrolera, para los países árabes, es mucho más barata que para las empresas estadounidenses. Es decir, los precios bajos están asfixiando a las petroleras gringas (y a la mexicana), y Medio Oriente quiere que esto continúe. A su vez, como ha sido siempre, el precio del petróleo mexicano es todavía más barato que el Brent Blend o el West Texas, por su cantidad de azufre, lo que encarece el proceso de refinación.
La desaceleración china y las dudas respecto a su modelo económico, más que impactar en el consumo del crudo (que sí lo hacen), generan incertidumbre en los mercados mundiales, incertidumbre ante la cual, los inversionistas buscan los mercados más seguros, o sea principalmente, Estados Unidos.
Al buscar todo mundo los dólares americanos, éste se aprecia, por lo que las monedas de países emergentes como México, caen (porque pocos quieren pesos en estos momentos), lo que se agrava por el efecto bola de nieve: se encarece el dólar, por lo que más inversionistas buscan dólares, por lo que se encarece todavía más esta moneda. Ante esto, como es común, el Banco de México saca dólares de sus reservas para incrementar la oferta de dólares, y contener un poco el precio.
Leía por ahí que no pasa nada si el dólar se dispara. Vaya estupidez. Al ser México, en los últimos años más importador que exportador (la balanza comercial de los últimos años ha presentado un déficit), tiene un impacto directo en este coeficiente, por lo que engañosamente, próximamente estaremos viendo que la balanza ya presenta un superávit, es decir, las exportaciones superarán a las importaciones, pero no principalmene porque éstas crezcan, sino porque las importaciones decrecerán por lo caro que saldrá importar mercancías. Las exportaciones, por su parte, son impredecibles, bien pueden tener repuntes por la devaluación del peso, pero a su vez, la desaceleración mundial, al tener como consecuencia reducción en el consumo mundial, tendrá un impacto que también frene la exportación.
Como el peso cae, y por lo tanto, las importaciones se vuelven más caras, esto a su vez tiene un impacto en la inflación, es decir, los precios subirán. La inflación a su vez, produce un menor consumo, lo que genera ingenierías de reducción de costos, lo que genera desempleo. A esto, sumemos que el gobierno muy probablemente reduzca la inversión, lo que a su vez generará más desempleo, y otras consecuencias sociales.
Como la inflación sube y las tasas de interés se disparan, estamos ante esas situaciones (una vez más) en las que los ricos se hacen más ricos (tanto países, empresas y personas), los pobres siguen siendo pobres, y buena parte de la clase media, pasa a ser pobre.
¿Qué hacer? Alguna vez leí que ante las crisis hay que hacer tres cosas: cuidar la chamba, dejar de endeudarse, pero seguir consumiendo.
Por qué el dólar está caro

Mi 2015

En los últimos años he escrito un post el último día del año para hacer un recuento de lo que viví en esos 12 meses y hoy no quiero dejar de hacerlo.

Este año no tuvo nada de espectacular, pero tampoco hay motivos para quejarse. Tengo un trabajo y comencé a trabajar por mi cuenta en algo que disfruto mucho.

Por fin este año tras un tratamiento de seis meses, he superado la migraña. El año pasado (2014) sufría dolor por migraña tres o cuatro veces por semana, este año lo sufrí como unas ocho veces en todo el año. Un gran avance y los que tienen este padecimiento lo entenderán, así mismo invito a quien lo tiene a que acuda con un neurólogo para tratarse ese problema.

Fuera de eso, no tuve cambios radicales en mi vida, por el contrario, siento que fue de mejora y continuidad en muchos aspectos, teniendo lo mismo conmigo.

Amo a mi novia, a mi familia y a mis perros (Dolly, Morrito y Mocoso), y mientras esas personas (y mascotas) estén presentes, no hay motivos para quejarse.

Desde el 2012 que no me pongo propósitos de manera que me empeñe en ellos, creo que este año lo haré de nuevo.

Les deseo un año 2016 lleno de salud y tranquilidad emocional y financiera.

Mi 2015

El Apagón Analógico

Todas acciones de que imponen los gobiernos actualmente van encaminadas a un mayor control de la sociedad.

La diferencia entre una señal digital y una analógica (sin meterme a cuestiones técnicas, que tampoco soy experto) es que la primera es una señal codificada. Es decir, se necesita un decodificador para recibirla, interpretarla y mostrarla. Por su parte, la señal analógica sólo la recibe el receptor y la muestra tal cuál es. Esta diferencia es visible cuando vemos en los sistemas de cable o televisión satelital (que son señales digitales) que un canal no se ve bien y empieza a mostrar como cuadros. En cambio, en una señal análogica, cuando no hay buena señal, simplemente vemos “ruido” o “granizo” en pantalla.

¿Qué tiene qué ver esto con un mayor control de la sociedad?

Con una señal digital, se puede saber cuántos equipos “decodificaron” dicha señal. Es decir, cuántos televisores se encendieron en qué canal. Por su parte, esto no es posible con una señal analógica. Estamos en una sociedad en la que la privacidad ha dejado de ser opcional, en el que la información de la sociedad con fines comerciales y políticos, ya es el principal motor para el desarrollo de tecnología, y es mediante ésta, que las personas entregamos información de nuestra vida diaria a diferentes entes de diferentes sectores sociales.

El pretexto del apagón analógico ha servido además en México para crear negocios millonarios en “pro del avance tecnológico del país”. Comenzando desde los 20 millones de televisores que se regalaron (aunque creo que al final no hubo abasto para esa cantidad), y pasando por la recolección de las televisiones analógicas, las cuales no sólo no se las pagan a las personas, sino que no les dicen que su televisión puede seguir siendo útil mediante un decodificador o un sistema de televisión de paga (que también usa decodificadores). Es más, ahora resulta que las televisiones analógicas ya son un riesgo para la salud. A 90 años de su invención, nos enteramos de esto. Obviamente nunca nos dijeron eso durante la época de gloria de este aparato, el cuál, no olvidemos que ha sido la principal herramienta de control cultural que ha existido.

El Apagón Analógico