No sé por qué

No conozco el porqué pero cuando cuando mis ojos quieren cerrarse, mis dedos quieren despertar. ¿Será que estarán conectados a mi mente que se dispone a soñar? ¿Será que ésta los dispone a grabar todas sus fantasías? No lo sé, pero mi lugar de inspiración es la cama. Mi lugar de fantasías también. Pudiera escribir un libro desde mi blackberry, con la luz apagada y a punto de dormir. Este es otro motivo por el que odio la luz solar, porque me roba toda la inspiración que me produce la oscuridad; ¿por qué lo hace? Si yo no le quito más que las ganas de seguir interfiriendo con mis ganas de escribir, y le ordeno que se oculte, y aunque siempre me hace caso, vuelve a salir sin preguntar. No sé por qué, pero desde hace 2 años escribo más cosas personales bajo la protección de la noche, sobre un teclado de celular y a punto de soñar, que sobre un qwerty de una computadora y bajo la luz que encandila y no me deja imaginar. Y por eso no me asusta la muerte, porque el día que me disponga a dormir hasta la eternidad, seguramente querré escribir antes de descansar; y descansaré en paz, dejando mis últimas palabras tan indelebles como el sueño que estaré a punto de comenzar.

 

(10/11/10)

No sé por qué

Deja tu comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s