Desde la muerte

Parecía que leía mi obituario. Era una sensación tan extraña como cuando descubres las cosas que conservaba en los cajones alguien que ya falleció. Como ver tu funeral en tilt down. Como pararte en el futuro y ver el pasado. Era esa comparación inevitable de las reacciones de la gente con mis imaginaciones y suposiciones de cómo actuarían ante mi final. Era un extraño. Era un espía. Era un voyeur. Y veía, leía y pensaba. Como si estuviera en vida.

Desde la muerte

Deja tu comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s