Mi 2015

En los últimos años he escrito un post el último día del año para hacer un recuento de lo que viví en esos 12 meses y hoy no quiero dejar de hacerlo.

Este año no tuvo nada de espectacular, pero tampoco hay motivos para quejarse. Tengo un trabajo y comencé a trabajar por mi cuenta en algo que disfruto mucho.

Por fin este año tras un tratamiento de seis meses, he superado la migraña. El año pasado (2014) sufría dolor por migraña tres o cuatro veces por semana, este año lo sufrí como unas ocho veces en todo el año. Un gran avance y los que tienen este padecimiento lo entenderán, así mismo invito a quien lo tiene a que acuda con un neurólogo para tratarse ese problema.

Fuera de eso, no tuve cambios radicales en mi vida, por el contrario, siento que fue de mejora y continuidad en muchos aspectos, teniendo lo mismo conmigo.

Amo a mi novia, a mi familia y a mis perros (Dolly, Morrito y Mocoso), y mientras esas personas (y mascotas) estén presentes, no hay motivos para quejarse.

Desde el 2012 que no me pongo propósitos de manera que me empeñe en ellos, creo que este año lo haré de nuevo.

Les deseo un año 2016 lleno de salud y tranquilidad emocional y financiera.

Mi 2015