Y tú lo sabes…

Modifico a 2da persona, la canción “Ella lo sabe” de Abel Velázquez.

===========================

Fiel a mi costumbre, intento pasarte de largo,
por temor a que mi piel recuerde que murió en tus brazos.

La fe se me escapó contigo, perdieron rumbo mis zapatos,
Y a la deriva, a veces lloro imaginando todo lo que no pasamos.

Y tú lo sabes, y no dices nada.
Y tú lo sabes, que tras de tu recuerdo, un día, se me fugó el alma.

Nadie hiere como tú,
Nadie exige tiempo como tú.
Te fuiste una noche y me quedé esperando el alba.

Nadie actúa como tú,
Nadie finge amor tal como tú,
Me miro y sé que tal vez, no habrá mañana.
No habrá mañana.

Traté con más pena que gloria de olvidar tu espalda,
pero mi cuerpo en otros brazos terminaba por trazar tu mapa.

Tu nombre me quebró el silencio, se me escapó de madrugada,
No he dormido y no fue un error suplicarle a la noche que te regresara.

Y tú lo sabes, y no dices nada.
Y tú lo sabes, que tras de tu recuerdo, un día, se me fugó el alma.

Nadie hiere como tú,
Nadie exige tiempo como tú.
Te fuiste una noche y me quedé esperando el alba.

Nadie actúa como tú,
Nadie finge amor tal como tú,
Me miro y sé que tal vez, no habrá mañana.

Eres tan diferente, tan distante, tan callada.
Nadie hiere como tú,
Nadie exige tiempo como tú.
Te fuiste una noche y me quedé esperando el alba.

Nadie actúa como tú,
Nadie finge amor tal como tú,
Me miro y sé que tal vez, no habrá mañana.

Llueve en el silencio ausente de mis desengaños,
porque el olvido no me deja reescribir la historia fuera de tus brazos.

Y tú lo sabes… y no dices nada.
Y tú lo sabes… que tras de tu recuerdo, un día, se me fugó el alma.

Y tú lo sabes…

Desde la muerte

Parecía que leía mi obituario. Era una sensación tan extraña como cuando descubres las cosas que conservaba en los cajones alguien que ya falleció. Como ver tu funeral en tilt down. Como pararte en el futuro y ver el pasado. Era esa comparación inevitable de las reacciones de la gente con mis imaginaciones y suposiciones de cómo actuarían ante mi final. Era un extraño. Era un espía. Era un voyeur. Y veía, leía y pensaba. Como si estuviera en vida.

Desde la muerte