Por qué me arrepiento de haber votado por @nachoperaltacol

Sólo 1 voto le he dado al PRI en mi vida y fue por Ignacio Peralta, para presidente municipal de mi ciudad, Colima.

Recuerdo que su contendiente era Enrique Michel, quien ya había sido presidente municipal, y quien desde mi punto de vista, había realizado un buen trabajo. Sin embargo, el simple hecho de que alguien repita un puesto, no es de mi total agrado, por eso fue que decidí darle mi voto a Nacho.

La verdad es que al ser Ignacio una persona educada y con cierta clase, creí que podía traer cosas buenas a Colima. Además vivió en Inglaterra, y por ser una persona que ha viajado (caso contrario del anterior presidente municipal Mario Anguiano, que yo creo que nunca había salido de su rancho) pensé erróneamente que aplicaría ideas nuevas a la ciudad. Me equivoqué.

Desde la campaña, ya había visto una señal para que no votara por él: recuerdo que lo agregué como amigo en Facebook, y en mi perfil tengo que soy panista, lo que seguramente fue motivo para que me eliminara ¡qué clase de intolerancia!. En fin, no por eso pensaba cambiar mi voto, y no lo hice.

Después vino otra señal, cuando noté que la campaña le valía, y te lo encontrabas en actividades que nada que ver a cuando estás metido en un proceso electoral. En Colima todos nos conocemos, y me encontraba a candidatos de todos los partidos en restaurantes con sus equipos, a Nacho también lo llegaba a ver pero con su familia o amigos, lo que no está mal, pero nunca, nunca lo vi como a otros candidatos, y se notaba. Incluso José Romero, candidato a diputado local de su partido, hizo mejor y más campaña que él que iba para alcalde. Y al final, no necesitó de eso, y muchos ingenuos como yo, le dimos el gane.

Pero mi arrepentimiento viene porque mi ciudad pocas veces había lucido tan fea: jardines secos, fuentes apagadas, “remodelaciones” que no valen las molestias (como la que hicieron de banquetas y pavimentación en Zaragoza, F Medina y demás). Los hermosos camellones que había dejado Enrique Michel (por quien pendejamente no voté) hoy lucen secos, llenos de maleza o semi destruidos. Cosas tan sencillas como letreros en las esquinas con los nombres de las calles, no han sido solucionadas en muchos lados. Señalización en cruceros como en otras ciudades, que ayudan principalmente a personas que no son de aquí, tampoco se ha hecho. No han podido arreglar la Ignacio Sandoval en su lado norte, en donde siempre hay piedras sueltas, luces apagadas y baches. La parte del tercer anillo periférico que corresponde a Colima y no a V. de Álvarez, también siempre tiene el alumbrado público apagado.

Además, se han colocado transitos municipales en cruceros donde hay semáforos, lo que los hace completamente inservibles y su única función es pagarles un sueldo para que muevan su manita cuando el semáforo está en verde. Mexicanadas como poner topes sobre rampas (en la misma Ignacio Sandoval, afuera del ISSSTE) reflejan la calidad de obras que ha hecho este ayuntamiento, en lugar de que se colocara ya sea o un puente peatonal en forma y moderno, o en todo caso, elevar un poco la rampa ¡pero no! se van por lo barato y lo fácil en lugar de por la calidad.

Vemos cómo se encuentran las zonas laterales-inferiores del paso a desnivel de Rey Colimán, marginadas, descuidadas, lo mismo debajo del puente del libramiento en Gonzalo de Sandoval, o el camellón del libramiento por donde pasan todos los turistas que van a Manzanillo. Así pudiera seguir nombrando problemas en toda la ciudad.

Este tipo de cosas la verdad es que las esperaba de Mario Anguiano (anterior presidente municipal y hoy gobernador) por su bagaje cultural, pero no de Ignacio Peralta.

La verdad es que desde que entró el actual presidente, la ciudad no ha mejorado nada, y por el contrario, sólo se ha deteriorado.

Muchos estudios existen acerca de la relación entre la infraestructura y la estética urbana con la delincuencia y la dinámica social de un lugar, pero al parecer (y raro de Nacho que es investigador académico) los responsables de esto, no leen, ni se capacitan, ni nada.

Bien me habían advertido que al haber sido Peralta, parte del equipo económico de Silverio Cavazos, éste estaba enterado de sus fechorías, que no votara por él, sin embargo no me consta eso, y no lo creo. Lo que sí me consta, es que su gobierno ha hecho poca obra y mal hecha, que Colima nunca había lucido así de decaída, y que por eso, me arrepiento de haber votado por Ignacio Peralta, el único voto que le he dado al PRI.

 

(28/03/11)

Por qué me arrepiento de haber votado por @nachoperaltacol

Deja tu comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s