Mi Navidad 2011

Mis papás se han ido a dormir y mis hermanos están a punto de hacerlo, pero yo, yo tengo ganas de escribir. No sé bien que tanto quiero plasmar, son tantas las cosas que quiero decir, que no sé por dónde comenzar.

Agradezco a Dios el permitirme pasar una Navidad más al lado de mis papás y de mis hermanos. Si algo intento aprovechar, son los momentos con ellos.

Hoy fui a la iglesia junto con mi familia, y a diferencia de otros años, pedí más por los demás que por mí. Siento que Dios me ha ayudado demasiado este año, que aparte de agradecerle, oré para que ayude a todas esas personas que tienen problemas realmente graves: enfermedades, sufrimientos, pobreza.

He aprendido últimamente a actuar con más amor, a ver lo bueno en cada persona y a ser más optimista, y la vida me ha respondido de una mejor forma. No es casualidad que esto me está sucediendo cuando he retomado el acercarme a Dios nuevamente mediante la oración y el ir a misa, lo que dejé de hacer durante muchos años.

Este año, al igual que en los demás, cené delicioso, pero ahora hubo una variante que me gustó en nuestra convivencia, y es que, aparte de entregar nuestros respectivos regalos, al final, hicimos una dinámica, en la que cada quien escribió en una hoja las cualidades que vemos en los demás, es decir, yo ahorita tengo 5 hojas (mis papás y mis 3 hermanos) con cualidades que ellos dicen que tengo. Atesoraré esas hojas para recordar siempre cómo puedo ayudar a los demás, para valorar las cosas buenas que tengo y para intentar tener las cualidades que hagan falta en esos papeles.

Me encanta la Navidad, no sólo es el clima fresco que comienza en estas fechas, no sólo son las decoraciones hermosas de casi todos los lugares, no sólo son los regalos y los aguinaldos, que claro, también se disfrutan, pero en estas fechas hasta la actitud de la gente cambia, además, me hace reflexionar sobre tantas cosas que he vivido, que me sirve para ubicarme en el mapa, para poner los pies en la tierra.

Hay personas que han marcado mi vida y que ya no puedo compartir estas fechas con ellas, hay personas que seguramente amaré en un futuro y que hoy ni siquiera forman parte de mi vida, pero lo importante es agradecer por  las personas que hoy están a mi lado, y aprovecharlas, y amarlas.

¡Qué genial es que Navidad sea a una semana de año nuevo! Así tenemos toda una semana de profunda reflexión para iniciar con todo el año siguiente… aunque deberíamos iniciar en el momento que lo decidimos, pero bueno, las personas somos de ciclos, y eso ayuda.

Al final, sólo quiero desearles a todas las personas que lean esto, que espero tengan todas las bendiciones con las que Dios me ha cubierto, que amen a su familia, y que luchen siempre por todo lo que desean.

Siento que este texto está todo revuelto y que no tiene ni pies ni cabeza, pero bueno, así está mi mente en estos momentos, con tantas cosas qué decir, que no sé bien cómo decirlas.

¡Feliz Navidad!

Mi Navidad 2011

Es lo estúpido, estúpido

Muchos medios (léase Televisa, aunque también algunos otros) están intentando minimizar la vergonzosa y ridícula situación en la que se metió el candidato copetudo en la Feria Internacional del Libro, afirmando que la confusión de autores le puede pasar a cualquiera, intentando así, desviar la atención de lo realmente importante.

Que se te olvide un autor, le cambies el nombre, o le cambies el nombre a su obra, sí, le puede pasar a cualquiera, y seguramente, seguirá ocurriendo en el futuro en voz de muchos políticos, pero no es eso lo criticable.

Lo criticable del hecho es lo ridículo que se vio el candidato al pretender hacerse pasar por quien no es; lo patética de su actitud ante un reducido público que, por el lugar en el que se encontraba, la gran mayoría tenía un nivel cultural mucho más alto que el suyo. Lo que es ofensivo no es que se equivoque, es el hecho de mentir, y peor, de hacerlo mal, porque hasta para eso se necesita cierta capacidad y talento.

El error no es que haya confundido al autor de ”La Silla del Águila”, de hecho, gran mayoría de la sociedad no tendría cara con qué hacerlo, gran mayoría que incluso se siente con el derecho de atacar y criticar con faltas de ortografía, porque no es su falta de conocimiento literario lo que critica la mayoría. Tampoco es hablar de Enrique Krauze y quererlo legitimar diciendo que su obra tiene un “gran sustento histórico” (wtf), sino el hecho de hablar de novelas y mencionar la Biblia para armar su desastrosa mentira.

Lo grave es que se presenta como escritor del libro “México: La gran esperanza”, cuando es bien sabido que para ser escritor, primero debes ser un voraz lector.

Lo nefasto de su intervención fue que no tuvo la capacidad mínima de improvisación, y no sólo eso, sino que solo se fue hundiendo con cada palabra que expresó. Fue lo incapaz que se vió para salir solo del problema que él mismo generó, volteando a su lado para pedir ayuda, la cual no encontró. Fue la ofensa de no recordar a los autores en la fiesta de los mismos.

De lo que se burla la gente no sólo es el hecho de su equivocación y confusión, sino de su actitud mamona con la cual pensó la gente creería su mentira inconclusa. Es lo vulnerable que se vio sin un guión preparado. Es que demostró que es de humo, de arena.

Lo que criticamos la mayoría es todo esto, y cómo Enrique Peña Nieto simple y sencillamente demostró que es sumamente estúpido, est…imado lector.

Es lo estúpido, estúpido

The mexican fisherman and the investment banker

No conocía la parábola del inversionista y el pescador mexicano. Está buena.

=========================================

The Mexican Fisherman and the Investment Banker

An investment banker was at the pier of a small coastal Mexican village when a small boat with just one fisherman docked. Inside the small boat were several large yellowfin tuna.

The banker complimented the Mexican on the quality of his fish and asked how long it took to catch them.

The Mexican replied, “Only a little while.”

The banker then asked why didn’t he stay out longer and catch more fish?

The Mexican said he had enough to support his family’s immediate needs.

The banker then asked, “But what do you do with the rest of your time?”

The Mexican fisherman said, “I sleep late, fish a little, play with my children, take siestas with my wife, stroll into the village each evening where I sip wine, and play guitar with my amigos. I have a full and busy life.”

The investor scoffed, “I am an Ivy League MBA and could help you. You should spend more time fishing and with the proceeds, buy a bigger boat. With the proceeds from the bigger boat, you could buy several boats, and eventually you would have a fleet of fishing boats. “

The investor continued, “And instead of selling your catch to a middleman you would then sell directly to the processor, eventually opening your own cannery. You would control the product, processing, and distribution! You would need to leave this small coastal fishing village and move to Mexico City, then Los Angeles and eventually New York City, where you will run your expanding enterprise.”

The Mexican fisherman asked, “But how long will this all take?”

To which the banker replied, “Perhaps 15 to 20 years.”

“But what then?” asked the Mexican.

The banker laughed and said, “That’s the best part. When the time is right you would announce an IPO and sell your company stock to the public and become very rich. You would make millions!”

“Millions. Okay, then what?” wondered the Mexican.

To which the investment banker replied, “Then you would retire. You could move to a small coastal fishing village where you would sleep late, fish a little, play with your kids, take siestas with your wife, and stroll to the village in the evenings where you could sip wine and play your guitar with your amigos.”

(Source: intenseexperiences.com)

The mexican fisherman and the investment banker

¿Por qué le iba a Pacquiao?

Primero tengo que dejar claro que para mí, sí se la debieron haber dado a Márquez. Hay que saber reconocer. No fue la paliza que los comentaristas de TV Azteca quieren hacer creer, pero de que debió ganar Márquez, debió ganar Márquez.

Sin embargo, desgraciadamente, era casi imposible que ganara Márquez si no era por la vía de KnockOut, y con una pelea sumamente pareja, lógica e injustamente el triunfo fue para Pacman.

El boxeo es un negocio (seguramente, junto al futbol, de los más puercos que hay) y al final, el resultado sólo responde a eso, a poder organizar la Mayweather-Pacquiao en la que se habla que habrá más de 200 millones USD involucrados.

Ahora, si el Box está arreglado y de deporte pasa a ser un show, mi pregunta es, ¿En verdad Márquez no estará involucrado y de acuerdo con ese negocio? ¿En verdad no sabría que perdería fuera como fuera su desempeño?

Pero ¿Por qué le iba a Pacquiao?

Porque aparte de ser un gran boxeador, es una persona simpática, agradable, humilde, lo que no es JM Márquez.

Pacquiao es una persona que ayuda a su gente, que participa caritativamente con su pueblo, cosa que no sólo de Márquez, sino de ningún boxeador mexicano, he visto. Seguramente habrá alguna excepción, pero no la conozco, y no es Márquez.

“El devorador de mexicanos” le han puesto a Pacquiao, sin embargo, su rivalidad sólo es deportiva, él ha demostrado el cariño que le tiene a sus fans mexicanos, y se ve que disfruta cuando viene a este país.

¿Por qué todos le iban a Márquez? ¿Sólo por ser mexicano?

Una vez vi una frase que decía que cuando la nacionalidad se convierte en el principal argumento de una persona, se trata de un tipo de mente sumamente débil. Para mí, el que una persona sea de un país o de otro, no lo convierte en mejor o peor persona.

Y por eso no le iba ni le voy a Márquez… aunque al final haya dado una mejor pelea.

¿Por qué le iba a Pacquiao?

Back to basics que no será

No hay nada más motivante en la vida que regresar a lo básico, recordar tus valores y hacer -de nuevo- lo que te hizo crecer, no lo que te hizo perderte. Sin embargo, no todo lo básico puede regresar, porque el tiempo pasa y la vida avanza.

A veces quisiera visitar a mis abuelos, revivir eso que cuando niño disfruté, jugar en su patio, recibir regaños por maltratar las plantas, aventarme a la panza de mi abuelo para abrazarlo, platicar con ellos.

Quisiera viajar a aquel pueblo en el que nacieron mis padres y vivieron sus padres, para volver a ser niño y regresar a la vida simple, a lo básico.

Puedo tener presentes esos momentos, puedo actuar conforme a las enseñanzas que me inculcaron, pero mucho de lo básico, se pierde en el tiempo, se queda en un cada vez más vago recuerdo, en una vida simple que ya pasó, que ya no puedes volver a vivir.

 

(02/11/11)

Back to basics que no será

Medio pan y 1 libro

 

Locución de Federico García Lorca al Pueblo de Fuente de Vaqueros (Granada). Septiembre 1931.

“Cuando alguien va al teatro, a un concierto o a una fiesta de cualquier índole que sea, si la fiesta es de su agrado, recuerda inmediatamente y lamenta que las personas que él quiere no se encuentren allí. ‘Lo que le gustaría esto a mi hermana, a mi padre’, piensa, y no goza ya del espectáculo sino a través de una leve melancolía. Ésta es la melancolía que yo siento, no por la gente de mi casa, que sería pequeño y ruin, sino por todas las criaturas que por falta de medios y por desgracia suya no gozan del supremo bien de la belleza que es vida y es bondad y es serenidad y es pasión.

Por eso no tengo nunca un libro, porque regalo cuantos compro, que son infinitos, y por eso estoy aquí honrado y contento de inaugurar esta biblioteca del pueblo, la primera seguramente en toda la provincia de Granada. 

No sólo de pan vive el hombre. Yo, si tuviera hambre y estuviera desvalido en la calle no pediría un pan; sino que pediría medio pan y un libro. Y yo ataco desde aquí violentamente a los que solamente hablan de reivindicaciones económicas sin nombrar jamás las reivindicaciones culturales que es lo que los pueblos piden a gritos. Bien está que todos los hombres coman, pero que todos los hombres sepan. Que gocen todos los frutos del espíritu humano porque lo contrario es convertirlos en máquinas al servicio de Estado, es convertirlos en esclavos de una terrible organización social.

Yo tengo mucha más lástima de un hombre que quiere saber y no puede, que de un hambriento. Porque un hambriento puede calmar su hambre fácilmente con un pedazo de pan o con unas frutas, pero un hombre que tiene ansia de saber y no tiene medios, sufre una terrible agonía porque son libros, libros, muchos libros los que necesita y ¿dónde están esos libros? 

¡Libros! ¡Libros! Hace aquí una palabra mágica que equivale a decir: ‘amor, amor’, y que debían los pueblos pedir como piden pan o como anhelan la lluvia para sus sementeras. Cuando el insigne escritor ruso Fedor Dostoyevsky, padre de la revolución rusa mucho más que Lenin, estaba prisionero en la Siberia, alejado del mundo, entre cuatro paredes y cercado por desoladas llanuras de nieve infinita; y pedía socorro en carta a su lejana familia, sólo decía: ‘¡Enviadme libros, libros, muchos libros para que mi alma no muera!’. Tenía frío y no pedía fuego, tenía terrible sed y no pedía agua: pedía libros, es decir, horizontes, es decir, escaleras para subir la cumbre del espíritu y del corazón. Porque la agonía física, biológica, natural, de un cuerpo por hambre, sed o frío, dura poco, muy poco, pero la agonía del alma insatisfecha dura toda la vida. 

Ya ha dicho el gran Menéndez Pidal, uno de los sabios más verdaderos de Europa, que el lema de la República debe ser: ‘Cultura’. Cultura porque sólo a través de ella se pueden resolver los problemas en que hoy se debate el pueblo lleno de fe, pero falto de luz.

 

Medio pan y 1 libro

Cuando esté perdido

Una cosa es que esté perdido y otra que no quiera que me encuentres. Tal vez esté aquí, en donde mismo, y tú no quieras mirar. Tal vez esté en ti, en tu alma, pero no te has dignado a ver tu interior.

A lo mejor soy tu hogar, y estoy fuera, sobre y debajo de ti, protegiéndote, y no te has dado cuenta, porque tú no ves más de lo que te dicen tus ojos.

A lo mejor no es que esté perdido, es que no ves las cosas desde afuera, conmigo, y no ves que estoy a tu lado, y no nos ves juntos en el camino.

Cuando esté perdido, nunca salgas a mi encuentro, porque también te perderás, porque no me encontrarás, porque no te diré que te voy siguiendo.

Si llego a perderme, no me busques, búscate mejor a ti, porque tal vez, si sales a buscarme, me encuentres, y tal vez yo no quiera, por eso, mejor búscate a ti, para que te encuentres, y te des cuenta, que nunca me perdí.

 

(09/10/11

Cuando esté perdido

Darse cuenta – Jorge Bucay

Para todos aquellos que se desaniman facilmente.

================================================

“Darse Cuenta” – Jorge Bucay

Me levanto una mañana

Salgo de mi casa,

Hay un pozo en la vereda,

No lo veo,

Y me caigo en él.

Día siguiente…

Salgo de mi casa,

Me olvido que hay un pozo en la vereda,

Y vuelvo a caer en él.

Tercer día

Salgo de mi casa tratando de acordarme

que hay un pozo en la vereda,

Sin embargo

No lo recuerdo,

Y caigo en él.

Cuarto día

Salgo de mi casa tratando de acordarme

Del pozo en la vereda,

Lo recuerdo,

Y a pesar de eso,

No veo el pozo

Y caigo en él.

Quinto día

Salgo de mi casa,

Recuerdo que tengo que tener presente

El pozo en la vereda

Y camino mirando el piso,

Y lo veo

Y a pesar de verlo,

Caigo en él.

Sexto día

Salgo de mi casa,

Recuerdo el pozo en la vereda,

Voy buscándolo con la vista,

Lo veo,

Intento saltarlo,

Pero caigo en él.

Séptimo día

Salgo de mi casa

Veo el pozo,

Tomo carrera,

Salto,

Rozo con la punta de mis pies el borde del otro lado,

Pero no es suficiente y caigo en él.

Octavo día

Salgo de mi casa,

Veo el pozo,

Tomo carrera,

Salto,

Llego al otro lado!

Me siento tan orgulloso de haberlo conseguido,

Que festejo dando salto de alegría…

Y al hacerlo,

Caigo otra vez en el pozo.

Noveno día

Salgo de mi casa,

Veo el pozo,

Tomo carrera,

Lo salto y sigo mi camino.

Décimo día

Me doy cuenta

Recién hoy

Que es más cómodo

caminar…

por la vereda de enfrente.

Darse cuenta – Jorge Bucay

Me llegó este correo y creo que tiene algo de cierto (03/09/11)

No sé si Nelson Torres exista o sólo sea un hoax. Pero en el fondo, creo que esto tiene algo de cierto.

=========================================================

Muy interesante reflexión de Nelson Torres, Doctor en Psiquiatría (UCV) y experto en Psico-neuro-inmunolinguistica PNIL en Venezuela: “EL CUERPO GRITA … LO QUE LA BOCA CALLA” “La enfermedad es un conflicto entre la personalidad y el alma”. Bach. Muchas veces… El resfrío “chorrea” cuando el cuerpo no llora. El dolor de garganta “tapona” cuando no es posible comunicar las aflicciones. El estómago arde cuando las rabias no consiguen salir. La diabetes invade cuando la soledad duele. El cuerpo engorda cuando la insatisfacción aprieta. El dolor de cabeza deprime cuando las dudas aumentan. El corazón afloja cuando el sentido de la vida parece terminar. La alergia aparece cuando el perfeccionismo está intolerable. Las uñas se quiebran cuando las defensas están amenazadas. El pecho aprieta cuando el orgullo esclaviza. La presión sube cuando el miedo aprisiona. Las neurosis paralizan cuando el niño interior tiraniza. La fiebre calienta cuando las defensas explotan las fronteras de la inmunidad. Las rodillas duelen cuando tu orgullo no se doblega. El cáncer mata cuando no perdonas y/o te cansas de “vivir”. ¿Y tus dolores callados?¿ Cómo hablan en tu cuerpo? La Enfermedad no es mala, te avisa que te estas equivocando de camino. Me parece bonito compartirte este mensaje: El camino a la felicidad no es recto. Existen curvas llamadas EQUIVOCACIONES, existen semaforos llamados AMIGOS, luces de precaucion llamadas FAMILIA, y todo se logra si tienes: Una llanta de repuesto llamada DECISION, un potente motor llamado AMOR, un buen seguro llamado FE, abundante combustible llamado PACIENCIA, pero sobre todo un experto conductor llamado DIOS

Me llegó este correo y creo que tiene algo de cierto (03/09/11)

Mi peor adicción

Siempre pensé que mi mayor y más peligrosa adicción era el tomar Coca-Cola, pero no. Mi más peligrosa adicción es pensar en los momentos de soledad.

Cada mañana, al despertar, paso demasiados minutos acostado pensando mil cosas; cada noche repito el proceso.

¿Qué tiene esto de malo?

Lo malo radica no tanto en lo que pienso, si no en que me enfrasco en un proceso vicioso de reflexión, de sobre análisis de las cosas, de dudas, de suposiciones y de exagerada planeación. “Thinkers are great but doers change the world” dice la frase, y esos minutos de tanto pensarn, muchas veces alargan los periodos de indecisión e inactividad.

“Nada más peligroso que una mente desocupada” o algo así dice otra frase, y en esos minutos lo compruebo. Llego a estresarme y preocuparme por cosas que no tienen sentido, a planear cosas que no me interesa llevar a cabo y a suponer… y a recordar.

 

(25/08/11)

Mi peor adicción